Recent Posts

martes, 1 de marzo de 2011

Lo perdí

Cógeme en tus brazos,
dime que me protegerás
y mírame a los ojos
pero no me pares de besar

Recuerdo mi amargura y desánimo al pensar que te había perdido; que el sentimiento que me producías se había desvanecido. Que quizás, ese sentimiento, se podía trasladar a otro ser tan mágico como tú; pero eso era la esperanza hablando, no mi corazón ni mi razón. Y es que, dejar marchar a tu musa es algo desgarrador. Es obviar tu instinto animal, ese que la musa tanto sabía apreciar. Son embaucamientos que ignoran a la razón y trascienden lo sexual.

Yo solo quiero que esa inspiración vuleva a mi ser. Que esa maldita, despiadada y adúltera inspiración se arrastre ante mí, besándome los pies y jurándome no volverse a marchar. No me va a engañar. Quiero que esto sea una simple migración. Nada más que una estación rápida donde los trenes pasan cada minuto aunque no haya nadie que opte por subirse. Que no es una estación fantasma, que estoy yo; esperándote para montar juntos hasta el más allá.


Estoy en huelga de escritura hasta que mi musa no vuelva…Yo...tengo esperanza.